miércoles, 1 de diciembre de 2010

Unidad 2: Desarrollo de habilidades para la toma de decisiones en el trabajo colaborativo

TRABAJO COLABORATIVO.



El trabajo colaborativo puede definirse como múltiples procesos intencionales
realizado por un grupo de personas con el fin de alcanzar objetivos específicos,
con una reciprocidad de la aportación de ideas constructivas, creíbles y verdaderas
para alcanzar dichos objetivos y facilitar el trabajo.
En un marco de organización se puede presentar como un conjunto de
estrategias para encontrar mejores resultados y evitar la pérdida de tiempo
e información en beneficio a los objetivos esperados.
Los elementos principales que debe contener el trabajo colaboratvo son: obejetivos,
ambiente, motivación, tipo de proceso, aporte individual, pasos de proceso grupal,
reglas y productividad, entre otros más.
Las características que debe contener son:
*No se debe depender del equipo.
*Colaboración mutua de las elaboraciones.
*Los objetivos del proyecto a seguir deben ser iguales.
*No se debe tomar beneficio de la organización.
*Las personas que colaboran con el trabajo deben tener voluntad.
Lo podemos observar en la vida cotidiana; dentro de la escuela, del trabajo y por qué
no también dentro de la familia y la sociedad que nos rodea.
Un ejemplo claro del trabajo colaborativo es cuando en la escuela nos piden realizar
una exposición en equipo y para ello debemos poner en práctica todas las
características que este requiere y llevar acabo cada uno los pasos para así poder
tener una buena organización y presentar un trabajo de calidad, entendible y
claro a nuestros compañeros de clase, para poder obtener una buena calificación.
EMPATÍA.

La empatía es la capacidad que tiene todo ser humano para comprender los
sentimientos o emociones de las personas que nos rodean, podríamos llamarle
también al compartimiento de ideas y sentimientos con las personas que nos
rodean.

Una persona empática debe ser sincera, debe ponerse en el lugar de la otra
persona, respetar sus ideas y sentimientos, no dejarnos influenciar por los
demás. No es necesario adoptar las ideas de las demas personas para ser
empáticos.

La empatía negativa afecta a terceras personas y de lo contrario la positiva no.
Dentro de la sociedad debemos adoptar el valor de la empatía para mejorar las
situaciones problemáticas que surjan a lo largo de nuestra vida.

La empatía tiene como objetivo o como necesidad ayudar a las demás personas
sin recibir nada a cambio, mas No resolver los problemas de las personas.


Actitudes ante un problema.


Definiremos actitud a la forma en que reaccionamos frente a una situación determinada.
Muchas veces las actitudes que tomamos frente a un problema o una dificultad que se nos presenta no es la correcta, nos ponen en mayores dificultades y hasta llegamos a desconocernos a nosotros mismos porque nunca pensamos antes de actuar solo reaccionamos por instinto.

Frecuentemente cuando se nos presenta un problema tendemos a pensar que no tiene solución y nos bloqueamos nosotros mismos a tal grado de no poder llegar a pensar en distintas soluciones o alternativas diferentes, no saber cómo actuar y no saber cómo enfrentar la situación.
Buscamos a un culpable del problema, pensamos en él porque reaccionamos de la forma en la que lo hacemos. Nos quejamos de lo que nos ocurre sin asimilar con responsabilidad lo que está ocurriendo, esperamos que alguien más resuelva nuestros problemas y cambie la situación.

Debemos reaccionar o actuar de la siguiente manera:
• Defender lo que se desea hasta un fin.
• Tomar opiniones no necesariamente adoptadas por la demás gente.
• No darse por vencidos al buscar una solución y no encontrar la correcta.
• Obtener o plantear objetivos requeridos para la solución de un problema.
• Tener voluntad y deseo de cambiar la situación.
• Reconocer la situación que estamos presentando.
• Dominar y enfrentar el problema sin que se salga de nuestras manos.

Capacidad de escucha.

La capacidad de escucha es dar tiempo a las personas para que plante su problema sin interrupción, mostrar respeto e interés por escuchar lo que se está diciendo hacia las demás personas o a la persona que se encuentra hablando sobre algún tema en específico, esto depende del interés que despierte en ti y en el modo en que atraemos a las demás personas.

Escuchar.- es poner atención para dar solución a un problemas que surge de forma específica, y esta es interna.
Oír.- se puede definir como la capacidad de transmitir los datos adquiridos implica un proceso intelectual y emocional, esta es superficial.

Escuchar implica algo que se ha observado. Por ejemplo: podemos escuchar los sonidos de nuestro alrededor simplemente observándolo, escuchar a alguien hablando.
La mayoría de la genta piensa que escuchar es una es una acción pasiva pero es todo lo contrario, escuchar es algo dinámico que si ponemos en práctica a menudo influirá de manera profunda en nuestra vida.

Para lograr un buen escucha se debe:
•Plantear un objetivo al oír.
•Suspender todo lo que se está haciendo antes de comenzar a escuchar.
•Centrarse en la persona que está hablando, desechando distracciones.
•Prestar atención a todos los elementos nos verbales.
•Esperar el tiempo necesario para procesar lo que se está escuchando antes de contestar.
•Presentar respeto a la persona que se encuentra hablando.

El tener una buena capacidad de escuchar facilita el proceso de comunicación, así no distorsiona el mensaje que se quiere transmitir. Un buen oyente cosecha, mientras el que habla siembra.
La capacidad de escucha la podemos utilizar durante cualquier tipo de comunicación que realizamos cotidianamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada